Cantares 4:5

Tus dos pechos, como gemelos de gacela, Que se apacientan entre lirios.

Compartir